Detalle

Juan Ciudad ONGD participa en dos actos en los centros de SJD en Mondragón y Santurtzi

Miércoles, 18 Abril, 2018 - 14:30

Dr. Fernando Rivilla, especialista en Cirugía Pediátrica y actualmente responsable de esa Unidad en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, realizó dos presentaciones sobre su experiencia como voluntario internacional de Juan Ciudad ONDG en varios países, liderando campañas médico-quirúrgicas en diferentes hospitales de la Orden Hospitalaria en África Occidental. 

El pasado 16 de abril y acompañado por el Hno. José María Viadero, director de la ONGD, el Dr. Rivilla intervino por la mañana en una presentación en el Hospital SJD de Mondragón, y por la tarde en una jornada del Hospital SJD de Santurtzi sobre historia y solidaridad, en la que el Dr. Jacinto Bátiz presentó el libro titulado “Aportaciones socio-sanitarias del Hospital San Juan de Dios de Santurce desde 1924 hasta 2014” fruto de su tesis doctoral.

En la presentación de Mondragón estuvieron presentes el Hno. Manuel José María Chávarri, superior del Hospital en esta localdiad, y Eugenio Alonso, delegado de Juan Ciudad ONGD en el País Vasco.

El acto de Santurtzi contó con la presencia de la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo, y la concejala de Acción Social e Igualdad, Marta Álvarez, que estuvieron acompañados por los hermanos José Luis Martín y Mariano Bernabé, nuevo superior de la Comunidad de Hermanos del Hospital de Santurtzi, y Mercedes Peña, directora de Enfermería del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi.

El programa se inició con el Dr. Jacinto Bátiz, que presentó el libro titulado “Aportaciones socio-sanitarias del Hospital San Juan de Dios de Santurce desde 1924 hasta 2014”, fruto de su tesis doctoral. La obra recoge la historia del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi en sus primeros noventa años de existencia. El director del Instituto de Sensibilización, Formación, Investigación e Innovación para Cuidar Mejor del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi explicó los pilares del devenir del centro durante estos años, basándolos en el “altruismo de la Fundación Benéfica Aguirre, la hospitalidad de los hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y la generosidad de los médicos y profesionales sanitarios de Bizkaia que han trabajado en este centro”.

El Dr. Bátiz hizo un repaso por las cuatro etapas que ha vivido este hospital. En la primera, “este hogar y clínica procuró una gran ayuda social y sanitaria a los niños vizcaínos con enfermedades altamente discapacitantes”. En la segunda etapa, durante la Guerra Civil, el centro sanitario “se convirtió en un hospital de sangre, atendiendo a los heridos de ambos bandos”. La tercera etapa comenzó en la posguerra: en ella, “el Hospital adaptó sus instalaciones a los nuevos avances médicos, optimizando los recursos y sus fuentes de financiación”, pasando de la posguerra a la época del desarrollo industrial y la tecnocracia. La cuarta etapa comenzó en 1993 con los primeros pasos de la entonces llamada Unidad de Medicina Paliativa del Hospital. “Desde entonces este centro se convirtió en un referente en la atención sanitaria, psico-social y espiritual, así como en su doctrina ética en el final de la vida”, concluyó el experto. El doctor Bátiz fue presentado por el doctor Iñaki Urkidi, director Médico del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi.

 

Cooperación médico-quirúrgica y docente en centros de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en África

A continuación, el Dr. Fernando Rivilla, responsable de la Unidad de Cirugía Pediátrica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, expuso su extensa experiencia dentro de la cooperación médico-quirúrgica y docente en centros de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en África, especialmente, en el Saint Joseph’s Catholic Hospital y el centro de salud de New Kru Town, ambos en Monrovia (Liberia) y en el Hospital de Tanguiéta, en Benín. El ponente fue introducido por el hermano José María Viadero, director de Juan Ciudad ONGD, organización con la que el Dr. Rivilla y sus colaboradores desempeñan su labor de voluntariado internacional.

El doctor Rivilla explicó que cada proyecto de cooperación sanitaria internacional que realiza se diseña atendiendo a un doble enfoque: asistencial y sanitario. “Por un lado, entre los objetivos asistenciales se pueden citar la revisión de los pacientes pediátricos en la consulta externa, anamnesis, exploración y estudio preoperatorio. Después se desarrolla la intervención quirúrgica y, posteriormente, el tratamiento y cuidados posoperatorios hasta el alta”. Muchos de los materiales que se emplean en estos proyectos son enviados previamente por Juan Ciudad ONGD, comprendiendo material quirúrgico, anestésico, medicamentos, dispositivos de monitorización y diagnóstico por imagen, etcétera.

El cirujano pediátrico hizo hincapié en la importancia de trabajar siempre de acuerdo y de forma coordinada con las contrapartes locales no solo en la realización e implementación de los proyectos de cooperación, sino, igualmente en la fase de diseño y preparación.

Asimismo, señaló la importancia de los profesionales de anestesia para desarrollar la máxima eficacia y eficiencia “en jornadas, un día tras otro, de diez o más intervenciones quirúrgicas”. También alabó y agradeció la labor de las enfermeras durante el proceso asistencial y quirúrgico y de los hermanos de San Juan de Dios, que no sólo se encargan de la difusión previa de la celebración de estas campañas de atención sanitaria entre la población de la zona, sino que se encargan de la selección de los pacientes, de los cuidados posoperatorios, los tratamientos hasta el alta, realización de la logística y la cobertura necesaria para que los cooperantes puedan vivir y trabajar en condiciones de seguridad, atención a los niños y las familias durante el proceso y un largo etcétera.

La labor de cooperación sanitaria no solo se circunscribe a lo asistencial, sino también a lo docente. El Dr. Rivilla hizo hincapié en la importancia de los profesionales sanitarios africanos y su cada vez mejor cualificación, dentro de las posibilidades de cada zona. En sus estancias realizan “cursos intensivos de urgencias pediátricas, de reanimación neonatal en la sala de partos (para médicos y matronas), de técnica quirúrgica en cirugía pediátrica con los enfermeros del centro local y de reanimación cardiopulmonar”.

 

Entre los tipos de intervenciones quirúrgicas más comunes que se realizan con estos proyectos de Juan Ciudad ONGD, el experto citó “malformaciones congénitas genitourinarias, secuelas de traumatismos y quemaduras, cirugía de tumores de órganos sólidos, cirugías en neonatos, osteomielitis, obstrucciones intestinales, peritonitis y abscesos y malformaciones congénitas del aparato digestivo”.

El doctor Rivilla también tuvo palabras de recuerdo para los hermanos de San Juan de Dios, religiosas y colaboradores de los hospitales de la Orden Hospitalaria que fallecieron o que se vieron afectados a causa del virus del Ébola, en su gran mayoría, compañeros del Dr. Rivilla en sus estancias en África. Tal y como aseveró, “la crisis nos partió, marcando un antes y un después en la asistencia sanitaria en África”. En este sentido, el hermano José María Viadero, director de Juan Ciudad ONGD informó a los presentes de que el equipo del Dr. Rivilla fue el primero en volver a Monrovia tras la crisis sanitaria del ébola.

El cirujano pediátrico puso de manifiesto la magnitud de la inflexión en la actividad asistencial del Saint Joseph’s Catholic Hospital, que antes de la crisis del ébola, en 2009, realizaba 4.297 hospitalizaciones anuales (de las que 1.725 eran pediátricas) y 59.507 consultas externas. Hoy, en 2018, todavía no se ha podido alcanzar los niveles previos a la crisis, que ha quedado grabada en el ideario colectivo de la población de la zona.

Rivilla destacó el enorme valor de la labor de la plantilla del Saint Joseph’s Catholic Hospital y del centro de salud de New Kru Town, que con un personal muy ajustado, desarrolla una inmensa labor asistencial.

Tras la finalización de la segunda ponencia, se abrió un turno de preguntas y debate entre los ponentes y los asistentes de la jornada. Durante el mismo, el doctor Rivilla puso de manifiesto la importancia de contemplar la idiosincrasia y la cultura propia de las poblaciones en las que se realizan los proyectos de cooperación internacional sanitaria, para unos mejores resultados en términos de salud y calidad de vida.

 

Puedes ver las fotos de las presentaciones en Facebook.


Fuente de la información: Eugenio Alonso para Mondragón y Docor Comunicación para Santurzi.

 

 
 
SIGUENOS EN LAS REDES
 
 Facebook
Twitter
YouTube

 

 
Copy: Juan Ciudad ONGD
Herreros de Tejada, 3.
28016 Madrid
Diseño: Metrópolis Comunicación