Detalle

Reflexiones desde Mabesseneh: Los dos Fernandos

Viernes, 10 Marzo, 2017 - 10:15

El Hermano José Mª Viadero, director de Juan Ciudad ONGD, ha estado esta semana en el Hospital San Juan de Dios de Mabesseneh (Sierra Leona), con motivo del 50ª Aniversario de este centro, y desde allí nos ha enviado este escrito.

Los dos Fernandos:  el Hno Dr. Fernando Aguiló Y Dr. Fernando Rivilla, será aquí el Doctor que vendió el BMW por aquello de " El monje que vendió el Ferrari".


 

 

Esta foto bien podría estar tomada a la sombra de un mango tree, que es donde es normal tener las charlas, las reuniones, tanto formales como informales, de los lugareños. En este caso los testigos son los posos de una taza de café o té del desayuno y que en África cuando  las circunstancias lo permiten pueden convertirse en amables, distendidas  y espontaneas charlas, donde se intercambian experiencias de todo tipo que pueden ir desde el último parte de quirófano de una cesárea hecha de emergencia durante la noche/madrugada, hasta −!Por qué no!− batallas vividas desde la más profunda realidad.

En una tierra conocida por sus "Diamantes de Sangre", tenemos a estos dos doctores. El Hno Fernando Aguiló, que ha dado no solo su sangre cuando la urgencia que llegaba al hospital lo requería, sino también una  parte más importante de su vida, e incluso su salud. Podemos decir que en su caso no se cumple aquello que la palabra, la Biblia dice, al menos en su totalidad " tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien" (Mrc.16:18), quizás sea que el que transcribía la revelación se le escapó el detalle de algunos virus que se han descubierto recientemente.

El doctor Fernando Rivilla, que es cirujano pediátrico, al que yo le llamo el Dr. que vendió el BMW −y por favor, entiéndase de manera alegórica−; pero lo que quiero resaltar es que en un momento el tiene que decidir que deja su zona de confort en la que el vive, y a eso llamamos BMW, y lo cambia por un 4 x 4, pero de los que se usan en las carreteras polvorientas de África; la Misión, la Cooperación, que también consiste en estos pequeños grandes gestos que la engrandecen y hacen que sea algo más que un número de expediente en un mesa del Departamento de proyectos de una ONG u otro organismo que se dedique a estas cosas.
 

Por José Mª Viadero. Director de JCONGD

 
 
SIGUENOS EN LAS REDES
 
 Facebook
Twitter
YouTube

 

 
Copy: Juan Ciudad ONGD
Herreros de Tejada, 3.
28016 Madrid
Aviso Legal y Política uso Cookies. [PDF]
Diseño: Metrópolis Comunicación